Blogia
PARTÍU CARLISTA: pola defensa de la nuesa tierra

El Partíu Carlista énte la prósima cita eleutoral y énte'l momentu hestóricu qu'atraviesa'l País Asturianu

El Partíu Carlista énte la prósima cita eleutoral y énte'l momentu hestóricu qu'atraviesa'l País Asturianu El Partíu Carlista énte la prósima cita eleutoral y énte'l momentu hestóricu qu'atraviesa'l País Asturianu 

El País Asturianu vive nesti momentu históricu una situación más que crítica, tando en víes de desconfigurase como País y convertise nun balneariu más de la Unión Europea gracies a las polítiques del Estáu español y de la clas política asturiana. Mas pallá de los cantares de sirena y de la publicadá istitucional l’estáu de les coses anguaño preséntamos una continua degradación en tolos aspeutos de la vida del nuestru Pueblo (económicu, social, políticu, cultural, llingüísticu,…) presaxando un verdadero “finis Asturiae”. La consolidación de la “democracia” española y la so integración nel bloque capitalista “europeísta” nun representaron otra cosa que la consolidación d’un modelu socioeconómicu contrariu dafechu a los nuesos intereses como Pueblu. Les consecuencies de la reestructuración capitalista de la última década son más qu’evidentes: potenciación del sector turísticu na nuesa economía mientres el mundu rural  muerre y la industria ye progresivamente desmantelada d’alcuerdo con una llóxica tresnacional y neolliberal. Utilizando la fula de la improductividá tan destruyendo les nuestres cadarmes productives mientres tolos recursos de la tierra de nueso (ambientales, llaborales, económicos,…)  punxéronse al serviciu d’intereses totalmente opuestos a los del Pueblu Trabayador Asturianu. Esta situación de total subordinación convierte Asturies nuna economía subsidiaria y asitiamos nuna inestabilidá económica constante, mientras el texíu social asturianu anestesiáu con subvenciones y prexubilaciones va descomponiéndose. Los políticos asturianos por enrriba de maquillaxes y matices partidistes, nun son más qu’una casta que dende va dos décades dedicóse a xestionar astutamente dende la nuesa mesma tierra la descomposición del País Asturianu de forma que la conflictividá social se caltuviere siempres a niveles controlables. Los 26 años de “Autonomía asturiana” no sinificaron otra cosa y el so resultáu ta bien claru:

 a)     Precariedá ambiental: una constante destrucción del territoriu, cola edificación masiva, una acentuada degradación ambiental y la especulación como’l pan de cada día.

b)     Precariedá económica: encarecimientu de la vida como consecuencia de la perdida de poder adquisitivu de les clases populares asturiana, una mayor explotación llaboral (desregulación, temporalidá, movilidá,…) y el recorte de derechos sociales.

c)      Precariedá cultural: interrupción de la tresmisión de la identidá asturiana a les nueves xeneraciones, despoblamientu del País, minorización llingüística, esaparición de les formes tradicionales de vida y trabayu, sustitución de la cultura asturiana y de los valores comunitarios tradicionales por unes pautes culturales marcaes pol “American way of life”, el consumismu y el individualismu lliberal.

 Quienes llevanten  la so voz pa protestar contra tou esti estáu de les coses sofrieron una durísima represión (ehí tenemos el reciente casu de los xuicios a Candido y Morala que nun son más que xuicios políticos). Otros que criticaron en so día parte del marasmu d’anguañu pero ensin cuestionar les sos causes algamaron una plaza dientro del status quo, pasando a xubise al carru del poder y del “progresu”.

Entendiendo en primer llugar, que la crisis d’anguaño de la sociedá asturiana nun ye sinon el frutu d’un procesu históricu qu’entamó cola integración del País Asturianu nel Estáu-mercáu nacional creáu pol lliberalismu burgués y españolista del sieglu XIX, y que ta culminando cola configuración d’un bloque oligárquicu européu cohesionáu, nel cualu fueron integraes les fuercies históriques polítiques y sindicales de la izquierda obrerista, dándose así la desmovilización sociopolítica d’ importantes sectores populares; y recordando en segundo llugar, que procesos similares al que vivimos n’Asturies tamién se dan nos demás pueblos integrads nel marcu estatal español, y que la verdadera lliberación de cualisquiera d’ellos va xunida a la lliberación de tolos demás, consideramos urxente la ellaboración d’una estratexa socialista con la fin d’articular un bloque social alternativu a nivel asturianu y estatal, que suponga una ruptura colos esquemes ideolóxicos y políticos dominantes y un vehículu eficaz de les lluches y reivindicaciones populares. Y creyemos que la lucha Carlista ye plenamente actual, pues foi y ye una llucha netamente popular en defensa de los diferentes países integraos nel Estáu español y de los intereses de les clases populares frente a la obra d’esi Estado y de la oligarquía asociada a él. Una llucha que nacía nel mesmo sen popular dende una perspectiva patriótica, soberanista y confederal supo ser un bon vehículu pa les luchas populares de los diferentes países del Estáu. Poro , con afán de serviciu al  nuestru Pueblu, los que güei caltenemos  esa lucha pesie a la marxinalidá, los obstáculos y les difamaciones, ye dicir los militantes del Partíu Carlista d’Asturies anunciamos la nuesa intención de presentar candidatures a la Xunta Xeneral y los conceyos, invitando a los ciudadanos y ciudadanas d’Asturies a que nos unvíen les sos propuestes, a que participen nes nuestres llistes ellectorales y a que collaboren, con la fin de dar pasos faza la construcción de l’ ALTERNATIVA SOCIALISTA y PATRIOTICA que necesita’l nuestru País. Ye una xera difícil, pero angueñu más que nunca ye necesario trabayar pa salvar Asturies.

 ¡Puxa el Pueblu Trabayador Asturianu!

Secretaria de Medios de Comunicación del Partíu Carlista d’Asturies

http://partiucarlista.blogia.com/

jaimista@hotmail.com

01/03/2007

 

El Partíu Carlista ante la próxima cita electoral y ante el momento histórico que atraviesa el País Asturianu

 

El País Asturianu vive en este momento histórico una situación más que crítica, estando en vías de desconfigurarse como País y convertirse en un balneario más de la Unión Europea gracias a las políticas del Estado español y de la clase política asturiana. Mas allá de los cantos de sirena y de la publicad institucional el actual estado de las cosas nos presenta una continua degradación en todos los aspectos de la vida de nuestro Pueblo (económico, social, político, cultural, lingüístico,…) presagiando un verdadero “finis Asturiae”. La consolidación de la “democracia” española y su integración en el bloque capitalista “europeísta” no han representado otra cosa que la consolidación de un modelo socioeconómico totalmente contrario a nuestros intereses como Pueblo. Las consecuencias de la reestructuración capitalista de la última década son más que evidentes: potenciación del sector turístico en nuestra economía mientras el mundo rural se muere y la industria es progresivamente desmantelada de acuerdo con una lógica transnacional y neoliberal. Utilizando la falacia de la improductividad se están destruyendo nuestras estructuras productivas mientras todos los recursos de nuestra tierra (ambientales, laborales, económicos,…) se han puesto al servicio de intereses totalmente opuestos a los del Pueblo Trabajador Asturiano. Esta situación de total subordinación convierte Asturies en una economía subsidiaria y nos sitúa en una inestabilidad económica constante, mientras el tejido social asturiano anestesiado con subvenciones y prejubilaciones se va descomponiendo. Los políticos asturianos por encima de maquillajes y matices partidistas, no son más que una casta que desde hace dos décadas se ha dedicado a gestionar astutamente desde nuestra misma tierra la descomposición del País Asturiano de forma que la conflictividad social se mantuviera siempre a niveles controlables. Los 26 años de “Autonomía asturiana” no han significado otra cosa y su resultado es bien claro:

 a)     Precariedad ambiental: una constante destrucción del territorio, con la edificación masiva, una acentuada degradación ambiental y la especulación como el pan de cada día.

b)     Precariedad económica: encarecimiento de la vida como consecuencia de la perdida de poder adquisitivo de las clases populares asturiana, una mayor explotación laboral (desregulación, temporalidad, movilidad,…) y el recorte de derechos sociales.

c)        Precariedad cultural: interrupción de la transmisión de la identidad asturiana a las nuevas generaciones, despoblamiento del País, minorización lingüística, desaparición de las formas tradicionales de vida y trabajo, sustitución de la cultura asturiana y de los valores comunitarios tradicionales por unas pautas culturales marcadas por el “American way of life”, el consumismo y el individualismo liberal.

 Quienes alzan su voz para protestar contra todo este estado de las cosas han sufrido una durísima represión (ahí tenemos el reciente caso de los juicios a Candido y Morala que no son más que juicios políticos). Otros que criticaron en su día parte del marasmo actual pero sin cuestionar sus causas han conseguido una plaza dentro del status quo, pasando a subirse al carro del poder y del “progreso”.

Entendiendo en primer lugar, que la actual crisis de la sociedad asturiana no es sino el fruto de un proceso histórico que empezó con la integración del País Asturiano en el Estado-mercado nacional creado por el liberalismo burgués y españolista del siglo XIX, y que esta culminando con la configuración de un bloque oligárquico europeo cohesionado, en el cual han sido integradas las fuerzas históricas políticas y sindicales de la izquierda obrerista, dándose así la desmovilización sociopolítica de importantes sectores populares; y recordando en segundo lugar, que procesos similares al que vivimos en Asturies también se dan en los demás pueblos integrados en el marco estatal español, y que la verdadera liberación de cualquiera de ellos va unida a la liberación de todos los demás, consideramos urgente la elaboración de una estrategia socialista con el fin de articular un bloque social alternativo a nivel asturiano y estatal, que suponga una ruptura con los esquemas ideológicos y políticos dominantes y un vehículo eficaz de las luchas y reivindicaciones populares. Y creemos que la lucha Carlista es plenamente actual, pues fue y es una lucha netamente popular en defensa de los diferentes países integrados en el Estado español y de los intereses de las clases populares frente a la obra de ese Estado y de la oligarquía asociada a él. Una lucha que nacida en el mismo seno popular desde una perspectiva patriótica, soberanista y confederal supo ser un buen vehículo para las luchas populares de los diferentes países del Estado. Por eso, con afán de servicio a nuestro Pueblo, los que hoy mantenemos esa lucha a pesar de la marginalidad, los obstáculos y la difamaciones, es decir los militantes del Partíu Carlista d’Asturies anunciamos nuestra intención de presentar candidaturas a la Xunta Xeneral y los concejos, invitando a los ciudadanos y ciudadanas de Asturies a que nos envíen sus propuestas, a que participen en nuestras listas electorales y a que colaboren, con el fin de dar pasos hacia la construcción de la ALTERNATIVA SOCIALISTA y PATRIOTICA que necesita nuestro País. Es una labor difícil, pero hoy más que nunca es necesario trabajar para salvar Asturies.

 ¡Puxa el Pueblu Trabayador Asturianu!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres